JAVIER SERNA

Queridos amigos y colegas parficipantes del II Encuen-tro del Instituto Hemisférico de Peformance y Política en Monterrey.
Quiero ofrecerles unas palabras de bienvenida a Méxi­co. Estas son en el nombre de muchas personas que están colaborando con entusiasmo y esperanza para hacer lo más cálida posible, la recepción a todos ustedes, herma-nos de las Américas. El objetivo fundamental es con-me-morar todos juntos la oportunidad de reflexionar sobre un tema común: Memoria, Atrocidad y Resistencia.
La Memoria. El 28 de Marzo del año 2001 marca para México y para muchos otros grupos sociales del mundo un tiempo de transgresión. Este hecho es funda­mental pues transforma el papel de los haceres y las tradiciones encarnadas en prácticas que dan forma al concepto de cultura en las Américas. La llegada ante el Congreso de la Unión de la voz de una mujer, además de ser representante de los indígenas y encima zapatis-ta, luego de una marcha que recorre los tiempos y las tierras mexicanas; logra un objetivo ancestral: la inte-rrupción de un olvido que duraba ya mas de 500 años, reactivando y transmitiendo a! presente una memoria social que estaba latente y que había sido interferida por la invasión europea y el brutal genocidio desde 1492. Es verdaderamente un motivo de regocijo que esta interrupción coincida con la reunión de este II En-cuentro pues nos ofrece la oportunidad para dialogar y hacer síntesis de estos procesos que han obsesionado nuestra visión compartida del mundo como habitantes de las Américas.
   Atrocidad. Estos procesos de adaptación y resisten-cia fieles a la costumbre y a esa tradición reiterada a lo largo de siglos, como un grito silencioso de millones de
voces a traves de los tiempos buscó prolongarse asegu-rándose que alguien, algún día pudiera atender al lla-mado. El grito ha perdido tal vez lo "literal" de la viven-cia atroz, pero en la repetición ha aumentado la fuerza del trauma del genocidio. Finalmente la voz se escuchó en todo el mundo y es particularmente relevante la coin-cidencia de que este II Encuentro se una a los escuchas.
  Resistencia. En la medida en que proyectos como éste del Instituto Hemisférico de Performance y Política se comprometan en propuestas para la organización y promoción de estrategias que estrechen los lazos y mantengan los canales de comunicación -misión del instituto-abiertos para activar la visión critica, es en la medida en que las voces serán escuchadas. Es necesa-rio tomar en cuenta, no sólo actos inconmensurables como el genocidio perpetrado en el pasado, sino que además leer estos actos en el presente como persisten-cia expresiva de la memoria albergada en los cuerpos y voces de
millones de americanos.
   Quiero escribir los agradecimientos. A la Lic. Caroli­na Farías, Presidenta del Consejo para la Cultura de Nuevo León y al Dr. Luis Galán Wong, Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, por el entendi-miento y apoyo a un proyecto de dimensiones críticas tan necesario para esta comunidad norestense. Esto estimula y da aliento al qué y cómo con-vivir en los nuevos tiempos de México, del hemisferio en el extremo occidente, de las Américas. Las gracias, por supuesto a Hester Martínez, Karen Young y Ayanna Lee, a Patricia Loya, a Karina Lozano, a Ricardo Villarreal y claro a Reynold Guerra por compartir una visión similar sobre el trabajo del arte en relación a la construcción de una política cultural crítica y de reflexión que de verdad nos represente. Esto lleva por consiguiente a dar reconoci-miento a la Dra. Diana Taylor, Directora del Instituto Hemisférico de Performance y Política cuya visión sobre los fenómenos culturales americanos, dimensiona el performance como un arte político y como un poder social, nuestro agradecimiento personal a ella y en es­pecial a la Lic. Alejandra Range! y al Dr. Reyes Tamez Guerra por ser pioneros del plan y facilitar los cominos para este tipo de empresas.
   En el marco de este II Encuenfro y con el esfuerzo de todas estas personas, Monterrey, a través de la UANL y CONARTE se Integra a un proyecto infra-continental como la cuarta sede del Instituto Hemisférico de Perfor­mance y Política, a su cátedra anual que establece el enlace entre Perú, Argentina, Brasil, Estados Unidos y México y al entramado de artistas, intelectuales e institu-ciones que tienen la oportunidad de contribuir al archi­vo virtual con materiales ya publicados e inéditos. El II Encuentro México 2001 con todos sus participantes crea-rán los fundamentos para una revisión del teatro, de las